VIDEO DEL MES

SUSCRIPCIÓN

Loading...

Loading...

En el pais del Pisco Pisco barato?

Estaba en un supermercado comprando un Pisco y escuche a mis espaldas: “por favor deme un Pisco ¡barato! tengo una reunión en mi casa”. En ese momento sentí como se me escarapelaba la piel, ¿Pisco barato? ¿De donde un Pisco barato? imagine siendo uno de los invitados a la casa de este señor, ofreciéndome un Pisco Sour o un Chilcano de Pisco con Pisco barato, eso sí, el whisky que adquirió era el más caro. Hasta cuándo vamos a menospreciar un producto único en el mundo como nuestro Pisco, es increíble que con todo el esfuerzo de: Agricultores, Productores, Ingenieros, Enólogos, Sommeliers, Bartenders, todavía pensemos que el Pisco tiene que ser barato, vuelvo al mismo ejercicio de siempre: 7 kilos de uva por litro aproximadamente, S/.2.00.- por kg.  Igual S/.14.00.- más botella, etiqueta, tapa, caja, gastos administrativos, comercialización, impuestos, etc. conclusión señores, no hay Pisco barato.

 

Seguir leyendo clic aqui

Serie Los Senores del Pisco Aurelio Montoya Arias

 

Agradecemos al historiador Eduardo Dargent por permitirnos publicar este texto.


Aurelio Montoya Arias

 

En 1945 don Aurelio Montoya Arias, cuyo suegro, don Armando Macedo y Maza con su hermano Federico era dueño de la hacienda Montesierpe, situada en Humay a cuarenta kilómetros del mar en el valle de Pisco, decidió jugarse por nuestro aguardiente de vino.  Si bien hoy se tiene como fecha inicial de la producción de pisco en la hacienda el año 1776, esta fecha parece muy tardía y requiere una mejor investigación. En todo caso, para cuando Montoya decido revalorar y lanzar al mercado el pisco Montesierpe, el pisco era bien conocido en los valles de Pisco e Ica.   Si bien Don Armando Macedo y su hermano Federico tenían su interés principal puesto en el algodón, nunca descuidaron la producción de sus viñedos y se reconocía la alta calidad del pisco de Montesierpe.  Lo que le tocó a Aurelio Montoya fue dar el gran salto y ponerlo en valor a nivel nacional.

El origen de la hacienda Montesierpe, cuyo nombre toma de un cerro con forma de serpiente, se remonta al año 1652 según el investigador Guillermo Vera, quien indica que su primer dueño fue el español Francisco Pérez. Con el correr del tiempo estuvo la propiedad en manos de los Jesuitas hasta que fueron expulsados por Carlos III en 1767, momento en que pasó a otros dueños. Se tiene claro que en el siglo XIX era Montesierpe propiedad de la familia Robles, la cual debió haber vendido al Señor Ojeda. Armando Macedo era administrador de la hacienda cuando casó con la hija del Señor Ojeda y posteriormente compró la propiedad a su suegro con participación de su hermano Federico.  

 

 

El Pisco, la primera referencia a su nombre

Por Gonzalo Gutierrez

 Hace algunos años un grupo de historiadores en Chile pretendieron sustentar que el nombre del aguardiente de uva, Pisco, había sido utilizado por primera vez en ese país en 1733, y que por ende el nacimiento de la denominación de esta bebida espirituosa había tenido lugar en el norte de la Capitanía General de Chile en la tercera década del siglo XVIII, y no en el Virreinato del Perú, donde se ubica la ciudad de Pisco, conocida con ese nombre incluso desde antes de la llegada de los españoles al Perú en 1532.

 

El argumento central en torno al cual se construyen las más de cuatrocientas páginas del trabajo titulado “El Pisco Nació en Chile, Génesis de la primera Denominación de Origen de América”, es que “…se documentó que en el inventario de la hacienda La Torre (1733) […] se registraron “tres botijas de pisco”. Este es el registro más antiguo del uso de la palabra “pisco” para denominar el aguardiente de uva en Chile y en América. Poco después, otros vecinos del Valle de Elqui imitaron esta idea, y comenzaron ellos también a usar la palabra “pisco” para llamar al destilado”1.

 

La falta de sustento de este argumento ya ha sido explicada por el Dr. Eduardo Dargent y por quien escribe estas líneas en sendos trabajos sobre la materia. En ellos claramente señalamos que las tres botijas que se describen en la lista chilena de 1733 ("...para tres botijas de Pisco") no serían sino tres envases vacíos que habían sido llevados desde Pisco en el Perú a la zona de La serena en Chile, ya que Pedro Cortes Monroy y Mendoza, dueño del fundo La torre, era primo hermano de Francisco Cortes de Monroy, comisario Mayor del Tribunal de la Inquisición, quien se había adjudicado bienes de la Hacienda Cóndor en el valle de Pisco, en el Perú, y que probablemente las botijas encontradas en el fundo La Torre hayan sido parte de esos bienes que Francisco Cortes, pariente cercano del dueño del fundo La Torre había obtenido en Pisco, y que por ello fue así anotado en el inventario.

 

 

Seguir leyendo Clic aquí

Seguir leyendo clic aquí

En el pais del Pisco La fortaleza del Pisco esta en su calidad

Conversando con un amigo importador de Pisco en Vancouver Canadá me decía lo difícil que le fue abrir el mercado. En Canadá la venta de bebidas alcohólicas está restringida y es el estado que otorga las licencias respectivas, en este caso mi amigo se encuentra en Vancouver, que pertenece al Estado de Columbia Británica.

Me decía que una vez otorgada la licencia fue a vender a las tiendas, en muchas de ellas se encontró con que ya contaban con marcas del destilado de Chile, “Pero eso no es ¡Pisco! le decía al dueño de la tienda, el dueño respondía: ¿qué dice en la etiqueta? ¡Pisco! entonces…. ¿Es o no Pisco? Además, el tuyo cuesta más del doble, a mis clientes no les interesa de quien es el Pisco, lo que les interesa es que sea bueno y económico eso es lo que vende”.
Como podrán ver hablar acá de historia, de la palabra Pisco, de lo que representa para nosotros no resulta importante sino el tema de negocio, al comerciante no le interesa conocer el producto, seguro porque tampoco le representa una gran venta y eso que mi amigo ni siquiera había fijado un precio, aunque ya estaba advertido “el tuyo cuesta más del doble” A parte del precio otro de los inconvenientes es que no conocen el Pisco por lo tanto hay que invertir en difundirlo.  

 

Seguir leyendo clic en el titulo